Es una modalidad de rugby formal donde participan en igualdad de condiciones personas adultas con discapacidad intelectual o diversidad funcional para sentirse incluidos y poder mejorar su calidad de vida y verse protagonistas en su seno familiar, en su club y también representando a su equipo.

El equipo de rugby de 15 personas esta compuesto por 6 o mas Jugadores (JUGADORES son las personas con discapacidad intelectual o diversidad funcional) y 8 Facilitadores (FACILITADORES son las personas con experiencia y buena comprensión del juego) que juegan con el reglamento oficial de la World Rugby a excepción de las reglas del scrum donde no se puede empujar.