Así somos porque todos somos diferentes, todos somos importantes y todos tenemos el derecho de ser feliz.

PumpasXv Mixed Ability Rugby Argentina surge de forma positiva y nos adaptamos a cada uno de sus miembros: su bienestar, su desarrollo, su aprendizaje y su calidad de vida.

Utilizamos el rugby y todos los valores que lo envuelven para que las personas encuentren un punto de encuentro inclusivo, un lugar de bienestar y donde poder ser uno mismo. Una escuela de formación permanente en valores para la vida, y para la vida en sociedad.
Recalcamos que lo importante son las personas, entendemos que todas ellas son importantes y necesarias en éste proyecto y garantizamos un espacio de seguridad y bienestar; un entorno inclusivo donde los valores que el rugby nos ofrece se lo devolvemos con sonrisas y alegría: trabajo en equipo, respeto, cooperación, toma de decisiones, autonomía…
Los valores que promovemos en el desarrollo de nuestra actividad de formación permanente en base a la esfera social, educativa y deportiva encajando perfectamente con un proyecto de inclusión, integración y normalización. Valores como el respeto al adversario como vía de comprensión para el respeto a la diferencia, respeto al árbitro y a las normas de juego. Vivir con lealtad y respetando las normas de convivencia. Inculcar sentido de equipo, sentimiento de identidad a un grupo para que cada persona aprenda a compartir y a confiar en sí mismo y en las personas de su equipo, desarrollando así habilidades sociales y personales útiles para toda su vida.
La llave que abre la puerta al éxito de un proyecto de inclusión es la actitud. Fusionando la actitud de la gran familia del rugby, con la actitud de las personas con diversidad funcional que reclaman la inclusión social como derecho y como oportunidad de ser uno más.

DANIEL E. FERNÁNDEZ – Papa de Joaquin

“Nos gustan las personas que vibran, que no hay que empujarlas, que no hay que decirles que haga las cosas, sino que saben lo que hay que hacer y que lo hacen. Las personas que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad.”
Benedetti.